Es casi imposible caminar por las calles y no ver en algún momento la instalación de una malla ciclónica; esa red tejida, casi siempre, de acero galvanizado que rodea terrenos, construcciones o casas. También en zonas rurales se utilizan en aplicaciones domésticas o agrícolas.

La malla ciclónica es un sistema de seguridad perimetral muy utilizado actualmente, a pesar de los nuevos sistemas de seguridad eléctricos. Comúnmente son reforzados con el uso de concertina inoxidable o alambre de púas.

Además de ser resistentes a la intemperie, resisten a las manos humanas ya que son difíciles de cortar. Sin mencionar que estéticamente no afecta la vista del entorno en que se instalen.

Otra de sus ventajas es el costo, ya que la malla ciclónica es económica incluso en su instalación. Normalmente se utilizan postes de hormigón o de acero, y no requiere de más material para su funcionamiento